Publicado: 27/11/2016
Solo el 55 % de los trujillanos son felices en su trabajo
Investigación fue elaborada por el comunicador social y editor de Cash, Mirko Campaña Boyer. Resultados fueron presentados en la Cámara.
Compartir Compartir
TRABAJO. Mirko Campaña entregó resultados de investigación al gerente de la Cámara de Comercio, Ricardo Varillas.

Por primera vez en el país se desarrolló una investigación para determinar el nivel de felicidad laboral de los trabajadores de las empresas públicas y privadas. La provincia de Trujillo fue elegida para conocer este indicador, y el estudio fue dirigido por el comunicador social y editor de Cash de La Industria, Mirko Campaña Boyer.


Según informó el periodista, el 55 % de los trabajadores de la provincia de Trujillo son felices. La muestra utilizada para este estudio fue de 360 encuestados, todos pertenecientes a la Población Económicamente Activa (PEA) Ocupada de la provincia de Trujillo.


En esa misma línea, puntualizó que el 64 % de los trabajadores en Trujillo se sienten orgullosos de pertenecer a la empresa que les da la oportunidad de realizar sus actividades, mientras que el 36 % sostuvo no sentirse estresado dentro de su clima laboral.


En tanto, ante la afirmación “Mi trabajo no me hace sentir frustrado”, el 49 % consideró como afirmativa este enunciado; pero “Ante otra opción de trabajo no me cambiaría”, solo el 33 % dijo estar de acuerdo.


Asimismo, el 81 % de los encuestados consideró haber aprendido nuevas habilidades, mientras que apenas un 38 % señaló estar de acuerdo con el salario mensual que recibe.


Impresiones

El presidente de Ukuchay Investigación– Consultoría, Javier Bustamante Vaca, comentó que en términos generales, la felicidad de la PEA Ocupada de Trujillo tiene una nota de 14, por lo que consideró que no es suficiente.


“El resultado del estudio señala que la felicidad de los trabajadores tiene nota 14, justo la nota mínima que tiene que alcanzar un estudiante universitario para mantener sus becas o beneficios por ser atleta o artista. Es una nota aprobatoria, pero no suficiente para ser un indicador sobresaliente. Para que el indicador suba, las empresas tienen que enfocarse en mejorar las dimensiones 'sentimiento en el trabajo' y 'el día a día en el trabajo', esa es la dirección, y el beneficio se traducirá en productividad”, comentó.