Publicado: 11/08/2017
La Libertad avanza, pero falta mejorar en el sector Salud
Según último reporte de Incore, La Libertad se ubica en el sétimo lugar con un puntaje de 5.0 sobre 10.
La región se estancó, puesto que existen grandes carencias y debilidades en los hospitales y en el cuidado de la salud de los menores.

Pese a que la región aún cuenta con muchas debilidades en todos los sectores y más de 20 % de su población en pobreza, este año los resultados del Índice de Competitividad Regional (Incore 2017), publicado por el Instituto Peruano de Economía (IPE), revelan que La Libertad, en comparación con  otras regiones del Perú, logró importantes avances.


Es así que en la sumatoria de los resultados obtenidos en cada pilar, La Libertad ocupa el sétimo lugar del ranking de las 24 regiones medidas por el IPE. El año pasado, la región se ubicaba en el noveno lugar, por lo que es importante detallar en qué aspecto se avanzó.


En el ranking de 24 regiones, La Libertad ocupa el sétimo casillero (dos más que el 2016) con un puntaje de 5.0 sobre 10. Asimismo, en el pilar Entorno Económico pasó del puesto 12 al 7, en Infraestructura trepó del décimo puesto al noveno, mientras que en Educación avanzó del puesto 14 al 11, en Laboral del 8 al 7 y en  instituciones de 16 al 15.


Sin embargo, dentro del sector Salud, la región se estancó, puesto que existen grandes carencias y debilidades en los hospitales y en el cuidado de la salud de los menores y en general de toda la población liberteña.


Otro dato interesante es que en La Libertad hay 8,6 % de desnutrición crónica, así como solo el 74,8 % tiene acceso a un seguro de salud. El Incore 2017 también revela algo peligroso y que  desnuda la enorme inseguridad que hay en esta zona del país.


Dentro del campo laboral, el sueldo promedio en la región es de 1.204 soles, solo el 49,7 % de la población tiene un empleo adecuado, el empleo informal afecta al 72,4 % de la población y el desempleo juvenil envuelve al 12,5 % de los jóvenes liberteños.