12 de septiembre
Fecha: 2017-09-12 22:35:39
Compartir Compartir

Hoy se cumplen 25 años de la captura de Abimael Guzmán, líder del sanguinario movimiento maoísta Sendero Luminoso, que en mayo de 1980 inició una cruenta guerra contra el Estado peruano, con un costo social cercano a los 70,000 muertos, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación.


La llamada “captura del siglo” fue obra del trabajo sacrificado y profesional del GEIN, cuerpo de inteligencia policial creado en 1989, que laboró sin el apoyo de los gobiernos de turno y en precarias condiciones logísticas y operativas. La película peruana “La hora final”, que se estrena en los próximos días, es un homenaje a esta unidad policial.


Entre 1980 y el 2000 se escribió  un capítulo dramático de nuestra historia reciente, cuyo abordaje  genera opiniones discrepantes y acalorados debates; lo que no debe perderse de vista, sin embargo, es que resulta irresponsable opinar sin haber estudiado con seriedad  esta etapa terrible que marcó dos décadas del siglo XX en nuestro país.


En este orden de ideas, es preocupante que muchos peruanos se queden sólo en el legítimo rechazo al demencial accionar senderista y no se pronuncien sobre las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas por malos efectivos de las fuerzas armadas y policiales. Esta visión sesgada de la realidad no contribuye a sentar las bases de un auténtico proceso de reconciliación.


Por otro lado, creemos que deviene en indispensable preguntarnos cuánto hemos cambiado en los últimos años, para establecer si hemos fortalecido nuestra democracia de modo tal que no haya cabida para proyectos totalitarios, pues el caldo de cultivo de prédicas delirantes como las del senderismo son las condiciones de marginación en que viven gruesos sectores de la población. Por eso, a pocas semanas de que el Papa Francisco toque suelo peruano, nos permitimos citarlo: “Ningún esfuerzo de pacificación será duradero, ni habrá armonía y felicidad para una sociedad que margina y abandona en la periferia una parte de sí misma”.