“Niño Costero” dejó 23 muertos y 862 mil damnificados
Según el último reporte oficial de COER Áncash
Compartir Compartir

Después de haber asumido funciones como nuevo presidente del Centro de Operaciones de Emergencia – COER, el gobernador regional de Áncash, Luis Fernando Gamarra Alor, recibió por parte de los directores regionales el reporte de daños causados por el fenómeno de “El Niño Costero”.


Aunque aún no difunde en este sentido una estimación global de las pérdidas económicas, según el reporte del subgerente de Defensa Civil, Carlos Paredes Aranda, informó que el “Niño Costero”, en nuestra región Áncash ha dejado 23 muertos, 1 desaparecido, 112 heridos, más de 862.000 damnificados, además de potenciales enfermedades y miles de viviendas dañadas, según el último reporte oficial del COER.


Paredes Aranda agregó que esos datos especifican que hay 94,134 afectados, personas que sufrieron daños menores y 30,951 damnificados, que lo perdieron todo, desde enero en que empezaron las lluvias, huaicos e inundaciones.


En lo que respecta al sector Educación, el flamante director regional, Miguel Arista Cueva, informó que 451 instituciones educativas han sido dañadas en su infraestructura; de los cuales 406 son afectadas, 12 en estado de colapso y 33 inhabitables.


Po otro lado, Ciro Castillo Rojo, director regional de Salud, expuso que en Coishco se han detectado 196 casos de Zika, 121 en Chimbote, 33 en Nueva Chimbote y 6 en Santa. Con respecto a la provincia de Huarmey, zona más afectada por el fenómeno, no se ha registrado ningún caso, expresó.


Agregó que el “Niño costero” afectó a 417 establecimientos de salud y 3 están colapsados.


Respecto a los daños en el sector Agricultura, el titular de esta cartera, Bartolomé Broncano Flores, indicó que se han identificado 3,603.05 hectáreas perdidas y 8,893.25 afectadas, lo que significa más de S/. 76 millones en pérdidas.


El fenómeno “Niño costero” que afectó de manera crítica a la zona costa de nuestra región, apareció en diciembre pasado, pero se presentó con más fuerza durante los meses de febrero, marzo y abril, dejando como saldo innumerables pérdidas materiales y vidas humanas en todo Áncash.

Banner Publicitario