Cambio Puente en campaña
Fecha: 2017-02-09 14:52:39
Compartir Compartir

Por: Manuel Chiroque Farfán


En octubre de 2018 tendremos otra vez elecciones regionales y municipales y es probable que en Áncash se repita el surrealismo de las anteriores.


Las fuerzas políticas más fuertes tienen a sus líderes encarcelados o con graves acusaciones que podrían ponerlos tras las rejas. Aun así, grupos como Cuenta Conmigo o Puro Áncash se organizan para hacer campaña por candidatos que, en un país normal, estarían totalmente descartados.


Los ¨comandos¨ llevan dos meses recolectando firmas para reinscribir su movimiento y colocar otra vez el rostro de César Álvarez en la cédula de votación. El expresidente no tiene siquiera una acusación fiscal y menos una sentencia, pues en tres años el Ministerio Público no ha podido recabar pruebas. El exceso de carcelería podría jugar a su favor.


El caso de Waldo Ríos es complejo. Si en octubre de 2018 sigue en la cárcel, habrá cumplido dos de los cinco años de su sentencia por colusión. Sus huestes esperan que el “papachito” regrese cual Mesías y cada cierto tiempo le dedican pintas con olor a campaña.


Otros que hasta hace poco calentaban la arena política también comparten patio y rancho en Cambio Puente y otras cárceles del país. Allí están Juan Calderón, Luis Arroyo, y Francisco Gasco. Victoria Espinoza se salvó de la cárcel, pero los juicios aun la persiguen, lo mismo que a Valentín Fernández, a quien la Fiscalía anticorrupción ha vuelto a poner en la mira.


Si le parece descabellado que la campaña se mueva desde la cárcel, solo recuerde que Waldo Ríos fue candidato con una sentencia a cuestas, y que Gregorio Santos asistió al debate presidencial desde la cárcel. Es el Perú, cualquier cosa puede pasar. 


Banner Publicitario Banner Publicitario