Luces rojas (2)
Fecha: 2016-12-20 14:34:52
Compartir Compartir

Por: Karen Mendoza Prada 


*Hay una gran roca cerca y él se sienta en ella, haciendo que yo me abra de piernas, arriba de él, y comienza a penetrarme con toda su hombría y deseo exacerbado hacia mí, haciéndome sentir excitada, feliz, en mi mejor momento, ¡y toda una mujer! Mientras disfruto de aquella maravillosa penetración, que no deja de gustarme desde que comenzó, haciéndome jadear cuando el clímax llega a su totalidad. Seguidamente, lo escucho a él gritar, parece que está tan excitado como yo, mientras se mueve dentro de mí, cada vez más rápido, desesperadamente, hasta que nuestro orgasmo termina. Después, me carga, me acuesta en la tierra para hacerme descansar un poco y relajarme. Se acuesta junto a mí y nos abrazamos, durmiendo un poco.


*Cuando me despierto, él ya no se encuentra a mi lado, estoy con mi ropa puesta, apoyando mi cabeza en una gran roca y ya es de noche. En ese momento, me siento de una manera inexplicable, completamente sola y, por un momento, dudo si lo que ha pasado ha sido realidad o un simple sueño. Igual, ya es de noche, debo regresar a casa, pero me siento solitaria y triste…


*Otro día regreso a la misma playa, pero esta vez es de noche, dudando todavía si ese momento fue de verdad, porque si lo contara parecería una historia de locos. Fuera de que haya sido sueño o no, lo disfruté como nunca, como con ningún hombre había gozado, ya sea hombre o extraterrestre, si es que realmente pasó. Paseo tristemente por la playa, odiándome por haberme presentado a ese lugar, a esas horas de la noche, tan peligroso como es. Razonando me doy cuenta de que tengo que irme a mi casa, por eso me subo a mi auto y estoy a punto de encender el carro, cuando veo por la ventana unas luces rojas saliendo de las entrañas del mar otra vez, a lo lejos. Se dibuja una sonrisa en mi rostro y salgo inmediatamente del auto, corro hacia el mar sin cerrar la puerta del carro para meterme al agua con todo y ropa, y nadar a su encuentro, antes de que piense que no estoy…


Banner Publicitario Banner Publicitario